Ayuda de emergencia

Ayuda de emergencia

Nicaragua, tal como toda América Central, está muy vulnerable ante catástrofes naturales. Huracanes llevan destrucciones a la costa atlántica a causa de vientos y lluvias fuertes, mientras en la region del Pacífico repercuten especialmente en lluvias contundentes. No son raros los terremotos en Nicaragua y, en su consecuencia, a veces suceden tsunamis. Además existe el peligro por causa de la actividad volcánica en el país. Los fenómenos climáticos “El Niño” (sequía) y “La Niña” (lluvias contundentes persistentes en el “invierno” nicaragüense) se convierten en catástrofes especialmente para la población rural.

En la mayoría de los casos, son los más pobres de los pobres los que están afectados ya que están obligados a asentarse en las regions a las que se les asigna de ser “regiones de alto riesgo”.

Carretera destruida por lluvias contundentesEn general, el paisaje del municipio hermanado es propenso a fenómenos naturales excepcionales. En los últimos años, el ciclo anual de las estaciones secas y de lluvia es cada vez menos confiable. A menudo se suspende la lluvia y la cosecha se seca por falta de agua; en el siguiente período llueve sin parar, de manera que la siembra es arrasada por el agua. Inmediatamente después, la pérdida de las cosechas se refleja en la situación alimenticia de la población ya que principalmente vive del cultivo propio. Entonces, de momento toman las semillas para comer, de manera que para la próxima siembra no hay semillas disponibles. En los años anteriores, la Asociación ha financiado, a priori, semillas para este tipo de situaciones y esto lo ha recuperado mediante el pago en especie.

Las grandes destrucciones en los últimos años surgieron debido a un maremoto en 1993 causando un tsunami que causó grandes destrucciones en las comundidades costeras de Masachapa y Pochomil. Varias personas murieron, entre ellos pescadores. La Asociación Berlín apoyó en el restablecimiento de las condiciones laborales para los pescadores.

Después del huracán “Mitch, en 1998, de la “Onda Trópical”, en 1999, y por la falta de tiempos de lluvia en otros años se dieron situaciones en las cuales una ayuda de emergencia fue necesaria. La Asociación Berlín es miembro del organismo local del “Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres” (SINAPRED), y, mediante de campañas adicionales de donaciones y esfuerzos en el municipio mismo, dio ayuda humanitaria concreta.

Colecciones de materiales (como ropa, materiales didácticos etc.) en Berlín ya no se hacen. Los gastos de envío en contenedores son demasiados altos comparecido con el valor de los materiales que, hoy día, se compra a un precio más bajo en Nicaragua o en la región.